Páginas

27 junio 2008

CURSIS, NORMALES, RIDICULOS, PERO SON SOBRENOMBRES DICHOS ¡CON AMOR!

Muchas veces en la calle volteamos, sin querer queriendo, porque oimos algo como: “papi ¡vale! llevame al cine, ¿si mi cuchurruflin?” y es cuando algunos dicen “¡Que cursileria!”
¿Alguna vez te negaste a decir sobrenombres y terminaste teniendo y diciendo el MÁS cursi de todos? ¿Por qué crees que casi siempre decimos sobrenombres cariñosos o por lo menos usamos el diminutivo de los nombres?

      Con el tema de hoy queremos descubrir por qué siempre (o casi siempre) terminamos usando sobrenombres cariñosos, cursis y hasta ridículos con nuestras parejas… ¿Acaso el nombre “a secas” no es suficiente para demostrar el amor que sentimos?
      Pareciera que anteponer un “mi amor”, un “mi cielito”, un “mi piojito”, etc. a la frase que le diremos a ese hombre (o a esa cuaima) aumenta nuestra capacidad de demostrar ese gran amor que sentimos...o acaso ¿podría ser que, al decirlo, logramos que nuestr@ amad@ responda de mejor manera a nuestra solicitud?
      Lo que nos lleva a pensar entonces en ¿cuál es el verdadero uso del sobrenombre? ¿es para demostrar amor o para manipular y lograr mejores respuestas de nuestras parejas?
Por otra parte nos preguntamos ¿por qué hay tanta gente a la que no les gustan los apodos románticos?
      Nosotras creemos que, por lo menos las cuaimas que detestan esta costumbre, es porque han descubierto que el novio usaba el mismo con la ex y eso es ¡bastante desagradable!
      Bueno, una amiga nuestra supo que el novio también le decía gorda a su EX por un comentario de su suegra “ay, a ESTA novia tambien le dices gorda y es igual de flacucha que la anterior, jajaja que cosas ¿no?”
      Tenemos otra amiga (Miss Cursi) a la que le tocó salir con un hombre que detestaba cualquier clase de apodo o nombrecito “tonto”, sin embargo logró que él accediera a decirse mutuamente “potoquito y potoquita” ¿Qué taaaaal? Por lo visto, el amor todo lo puede.
      Ustedes ¿a cuál grupo pertenecen? ¿A los romanticos empedernidos a los que no les importa usar estos apelativos cursis? O nooo que va, ustedes se llaman por sus nombres y ¡ni pensar en esas cosas ridículas que te hacen pasar pena!
      Por favor, no dejen de contarnos cuáles son esos apodos que han tenido en sus relaciones amorosas, incluso en las relaciones familiares porque muchos apodos comienzan entre hermanos, primos y de mas familiares.
      Esperamos entonces sus comentarios para leerlos al aire la proxima semana… ¡Gracias por sus aportes literarios-amorosos-culturales! jajajajaja

1 comentario:

  1. Anónimo3:39 a. m.

    Yo no quería saber su vida, quería apodos...

    ResponderEliminar